Agosto 10, 2016

Evaluaciones Menores y Adultos

eval niñaeval adulto 2

Un principio básico en la práctica profesional es el siguiente:

¡La mejor intervención (“plan de acción” o “tratamiento”) solamente puede hacerse tras una evaluación óptima!

Esta afirmación implica que si la evaluación es defectuosa: insuficiente, irrelevante o equivocada, el diagnóstico del problema será erróneo y la intervención no será eficaz.

Una evaluación de un “trastorno de conducta”, que es como se denomina a los “Trastornos por Déficit de Atención” requiere del empleo de un protocolo de evaluación, que cada profesional o equipo de profesionales adopta en su práctica cotidiana.

Nuestra organización, ha diseñado tres protocolos a emplear en función de cada etapa evolutiva. Por su interés, le sugerimos que revise las siguientes informaciones:

marcador verdeDiagnóstico Diferencial de los TDAs

marcador verdeValoración Integral: Individual y Contextual de Niños y Adolescentes con TDA/TDAH